CAMBIOS EN LA RSCE

Moderador: Jesús Pastor Jr

CAMBIOS EN LA RSCE

Notapor Jesús Pastor » 26 Oct 2012, 11:22

CAMBIOS EN LA RSCE

Tras el fallecimiento del que fué nuestro Presidente durante 20 años, D. Manuel Martin, tenemos que elegir un nuevo Presidente capaz de conducir la cinofilia española a traves de los tiempos que corren y hacia un futuro que está llamando
ya a la puerta.

Ver lo publicado por Perros de Hoy:


Apenas ha pasado una semana desde la muerte de Manolo Martín, don Manuel, Presidente de la RSCE durante los últimos veinte años, y un ambiente de tensa expectación preside el panorama cinófilo nacional.

Hoy mismo, Jueves 25 de Octubre, se ha conocido la convocatoria de una Asamblea Extraordinaria por parte del actual Comité de Dirección hacia los socios de la Canina, con el objeto de elegir una nuevo Presidente que guíe los pasos de la institución centenaria de la calle Lagasca. Dicha Asamblea tendrá lugar el próximo 27 de Noviembre, Martes, en Madrid, en el tradicional emplazamiento del Hotel Los Galgos y en los términos que se describen en este ENLACE.

Para muchos de los actuales socios de la RSCE y para una parte importante de los aficionados activos que, aún no siendo socios, son parte de esta afición, Manuel Martín ha sido el único Presidente que han conocido, por lo que la actual situación supone toda una novedad. Martín ha sido el segundo Presidente más longevo en el ejercicio de su cargo después del fundador Conde de Lérida, quien ocupó la presidencia desde 1911 hasta su muerte en 1936.

A lo largo de estos 101 años de historia, la RSCE ha pasado por momentos diferentes, marcados, sobre todo, por la Sociedad en la que le tocaba vivir. La España actual no es, con toda seguridad, el más idílico de los escenarios para quien decida dar el paso de presentarse ante los socios y pedir su confianza para tomar el rumbo de la Canina.

Vivimos sumidos en una crisis social que, teniendo su punto más evidente y álgido en la materia económica, va mucho más allá y toca aspectos tan variados como la educación, la cultura e incluso la propia idea política de un Estado que, como tal, está ahora mismo en cuestión. En ese contexto es en el que le va a tocar vivir al próximo Presidente de la Real Sociedad Canina de España, aquel que los socios decidan apoyar con la confianza de sus votos, y que tendrá ante si la tarea de afrontar los retos que marcarán el futuro de esta forma nuestra, tan singular, de entender la vida.

Candidatos

Aún es pronto para saber quien dará el paso, aunque tampoco hay mucho tiempo, pues las candidaturas se deben formalizar antes del 8 de Noviembre próximo. Por supuesto hay quinielas, es algo lógico, pero nadie ha mostrado aún abiertamente estar en la posición de candidato o tener el propósito de liderar un proyecto de futuro.

Esperamos que el candidato, o los candidatos, que salgan, lo hagan desde la postura de la vocación de servicio y con el bien común de los socios y de la cinofilia como única bandera y que unas posibles elecciones entre iguales, en las que nadie se presentará contra nadie ni para quitarle el sitio a alguien, no se conviertan en un campo de batalla de luchas y cuitas personales, sino en un enriquecedor debate acerca del camino hacia el que la RSCE debe encaminar sus pasos en los próximos años. Los socios deberán tener la oportunidad de conocer el programa de aquellos que aspiren a regir los destinos de una sociedad que es suya y sólo suya, de nadie más y, de esta manera, poder participar de forma activa y, esperemos, masiva, en una elección que pasará a convertirse en un hito importante en la historia de la Canina.

Retos

Los retos de futuro son muchos, o al menos eso es lo que nos parece y lo que colegimos de nuestras conversaciones con aficionados de a pie y con otros de más renombre. En los últimos veinte años, bajo la presidencia de D. Manuel Martín, la RSCE se ha convertido en una Canina Central moderna y bien gestionada, con un equipo humano y profesional excelente, protagonista en gran medida de esa evolución.

Por eso es posible pensar que se cuenta con una base sólida sobre la que trabajar, pudiendo dar respuesta a esos retos que están en la mente de muchos, algunos de los cuales podemos tratar de mencionar.

Socios

Los socios son los dueños y soberanos de una RSCE que se debe mostrar más abierta a ellos y más receptiva a sus necesidades. La voz de los socios no debe ser una entelequia y habría que propiciar mecanismos regulares para que se puedan hacer oír y, sobre todo, para que puedan ser escuchados, tanto por los dirigentes y profesionales de la Canina, como por sus consocios. Evidentemente, el órgano social de representación máximo de la RSCE es su Asamblea de Socios pero, por desgracia, como sucede con la gran mayoría de asociaciones de toda índole en España, la participación en dichas reuniones suele ser bastante escasa por lo que, aún cuando sea sin el poder de decisión que una Asamblea otorga, si sería importante poder implementar la figura de una o varias personas encargadas de la relación y/o representación directa de los socios y propiciar la existencia de algún tipo de foro social abierto en el que pudieran expresarse.

Abrir una asociación a sus socios es darle una base moral mucho más solida y una fuerza sobre la que apoyar todos sus proyectos.

Criadores

Una parte muy importante de los socios de la RSCE son criadores de perros de pura raza. En la actual situación económica estos criadores pasan por momentos muy difíciles que hacen que su afición se vea seriamente comprometida. Porque algo debe quedar claro: en España, como en todos los países del mundo, la inmensa mayoría de los criadores son particulares a los que, al final del día, su afición les cuesta dinero, esfuerzo y tiempo, pero les compensa con otro tipo de satisfacciones difícilmente mensurables.

Que un criador pierda dinero con los perros es algo lógico, casi consustancial a la cinofilia moderna y con lo que ya se cuenta. Casi todas las aficiones son gravosas, por lo que ésto no es ninguna novedad. El problema viene cuando un criador se enfrenta a la situación de no poder dar salida material a los cachorros que produce, de ninguna manera, de hecho en ocasiones ni regalándolos, por lo que llega a plantearse seriamente dejar de criar. Si esta decisión se extiende, la recesión que se daría en el proceso de selección y mejora que preside la filosofía de la cinofilia sería tan grande que costaría muchos años volver a estar en una situación como la actual.

Porque lo cierto es que, a día de hoy, España tiene un nombre a nivel internacional como país productor de buenos perros, en algunas razas excepcionales, y eso se ha producido gracias al trabajo de esa inmensa mayoría de criadores particulares que compran bien, seleccionan, van a exposiciones, cruzan y crían de la forma que lo vienen haciendo y que deberían poder seguir haciendo.

¿Qué puede hacer la Canina Central para ayudar a los criadores? Muchas cosas. Debería darles armas con las que enfrentarse a una competencia desleal encabezada por el mercado de importación de cachorros desde granjas de producción intensiva, pero también contra los “criadores de fin de semana” que cruzan su perra con el perro del vecino y ofertan sus cachorros en internet a precios de saldo y, por último, contra aquellos que enarbolando la bandera de la protección animal abogan por la loable adopción de perros abandonados pero muestran a los criadores de perros de raza como una especie de snobs engreídos y productores enloquecidos de animales hermosos pero enfermos y estúpidos.

Las armas que la RSCE puede dar a los criadores son, por un lado, información hacia la Sociedad acerca de lo que es y lo que suponen los perros de raza para el Hombre y, por otro, dando herramientas distintivas de calidad y seriedad con las que poder hacer frente a cualquier tipo de insinuación. Generalizar los controles de ADN, imponer la realización de determinadas pruebas de salud, estudiar la posibilidad de pasar un reconocimiento antes de autorizar un ejemplar para la cría, imponer los tests de sociabilidad y comportamiento, exigir la adscripción a la RSCE, a una Sociedad Canina o a un Club de Raza y la tenencia de un afijo para poder inscribir una camada en el LOE, etc..., de forma que todo aquel que decida comprar un perro de pura raza a un criador español sepa que lo está haciendo con una serie de garantías que no podrá encontrar en otro lugar.

Además, la RSCE, al aglutinar a una importante masa de criadores, debería promover entre ellos la contratación de una serie de seguros que cubrieran, desde la salud de sus propios perros y la de los cachorros que venden hasta otros aspectos como responsabilidad civil, posibles pérdidas económicas en caso de accidentes, robo, etc... A buen seguro que muchas compañías estarían dispuestas a diseñar productos interesantes para un grupo social tan amplio y reconocible.

Expositores

Englobamos aquí no sólo a los participantes en Exposiciones Caninas de Morfología, sino también a los que practican otras modalidades deportivas como el Agility, el Trabajo, la Caza, etc... Todas estas personas tienen una cosa en común: para el desempeño de su afición necesitan un perro, pero además tienen muchas más cosas en las que coinciden y se enfrentan a problemas parecidos a lo largo del año.

En otros deportes, pues así podríamos considerar a la cinofilia, tal y como sus inventores la concibieron, los practicantes deben suscribir una licencia anual para poder practicarlos. Dicha licencia, en realidad, da derecho a pocas cosas, pero algunas de ellas son importantes. Cualquiera que tenga una licencia de tenis, fútbol-sala, golf, etc... sabe que cuenta con un seguro llamado “médico-deportivo” que le da derecho a asistencia si tiene un percance durante la práctica de dicho deporte. ¿Y por qué no? Al menos sería un tema interesante para poder estudiar.

Pero aparte de estas contingencias mayores, los problemas cotidianos de todos los participantes en actividades deportivas caninas son similares. Deben racionalizarse los calendarios. En la actualidad, el panorama está tan cargado de actividades que la participación se ve comprometida porque no se puede ir a todo lo que uno quisiera. Hay meses con exposiciones, concursos, pruebas de trabajo, etc... cada fin de semana, a veces incluso más de una en el mismo, mientras que en otros se dejan muchos huecos por cubrir. Además, sería importante poder ofrecer (volvemos a los seguros) un seguro de cancelación a los expositores de manera que, a cambio de pagar una cuota al año, tuvieran derecho a cancelar una inscripción por un motivo justificado y dentro de un plazo determinado, y recibir la totalidad o una parte importante de la inscripción. Ya se hace con los viajes, los billetes de avión, etc... ¿por qué no con las inscripciones? Si fuera posible conseguir este tipo de producto todos saldrían beneficiados. Las Caninas y organizadores de pruebas de toda índole, porque verían como aquellos que no inscriben en previsión de alguna contingencia si lo hacen y, por otro lado, en el caso de tener que devolver todo o parte del importe de la inscripción, ésto sería hecho por parte de la compañía aseguradora, no repercutiendo en sus ingresos. Los expositores, por su parte, se sentirían más tranquilos a la hora de hacer una inscripción, sabiendo que pueden decidir, en un plazo y bajo las circunstancias que fueran determinadas en la póliza, si definitivamente presentan o no a un ejemplar, con mucha mayor capacidad de maniobra y sin ver comprometido su dinero.

Todas estas actuaciones, al tocar actividades que se organizan por parte de Sociedades y Clubes colaboradores, deberían hacerse de forma coordinada con ellos, procurando que todos puedan verse beneficiados en unos tiempos de tanta zozobra como los actuales.

También es importante, y en esto quizá los más afectados sean los expositores de belleza, intentar regular mejor la composición de los paneles de jueces de las exposiciones. A veces un mismo juez juzga una raza determinada en varias exposiciones al año, algunas demasiado cercanas en lugar o tiempo, por mucho que pueda cumplir con la regla establecida, algo que queda fuera de toda lógica para el expositor que no ve interesante volver a repetir con quien no le ha ido bien hace poco. La Canina debe intentar que el nivel competitivo y cualitativo de su circuito sea lo más alto posible, fiscalizando todos los aspectos de los eventos organizados por sus colaboradores.

Jueces

Entre Jueces de Concurso, Nacionales e Internacionales, sólo en Morfología contamos con más de 400 en España. Los jueces caninos componen un estamento importante dentro de la cinofilia pues, se supone, está formado por personas que han ido pasando por otros estadíos, desde el más básico de simple propietario, pasando por el de expositor y criador, hasta llegar a un punto en el que optar a iniciar una carrera como juez que supone la guinda en una trayectoria personal dentro del mundo canino.

Los jueces, por tanto, deberían tener voz en asuntos importantes relacionados con la actividad ordinaria de la RSCE. Su contacto con los perros y su visión de la problemática de las razas es habitual, cercano y formado, pudiendo aportar mucho en el fundamental propósito de la cinofilia organizada, la mejora y selección de las razas caninas. Hace unos años se realizaron un par de simposiums de jueces, idea que podría ser manejada para recuperarla, de forma que dichos jueces pudiesen poner en común sus opiniones e inquietudes.

Pero los jueces también tienen necesidades que la RSCE podría contribuir a cubrir. Por un lado, la fundamental, es la tocante a la formación. Hasta ahora, el juez se forma de una manera autodidacta y después cumplimenta sus exámenes en los términos que la Canina establece. Sería interesante poder contar con un material estandarizado, riguroso y bien desarrollado, sobre el que desarrollar esos estudios. Además, con el nuevo sistema de la FCI, se impone la realización de seminarios formativos, algo en lo que será importante la participación de los Clubs de Raza y sobre lo que la Canina debería estar muy pendiente. La creación de una Escuela de Jueces o de un órgano colegiado podría ser también muy interesante. De esa manera, se podría tener una mejor información acerca de los jueces que están verdaderamente activos, estos podrían elegir a sus representantes a la hora de tener voz ante o en la Canina y podrían también negociar la obtención de algunos servicios que les pudieran ser de utilidad, como un seguro de viaje estandarizado, algo que todos los jueces necesitan.


Clubs de raza

Los Clubs de raza han sido tradicionalmente la Cenicienta de nuestra cinofilia. No tienen el reconocimiento de las Caninas Regionales, a pesar de que algunos son más antiguos o tienen una masa social mayor, pero su labor debería ser potenciada y convenientemente fiscalizada.

El club de raza es el primer eslabón en el contacto con los criadores y con el día a día de una raza. Argumentar que algunos están manejados por un grupo reducido de personas es mirar para otro lado con respecto a lo que pasa en otros estamentos. Si se les quiere dar responsabilidades, trabajo, importancia y, por tanto, propiciarles la obtención de unos beneficios por toda esta actividad, está claro que se les deberá exigir a cambio un funcionamiento correcto en lo social, económico, etc...

Asuntos como la inspección de camadas, los test de comportamiento, los aptos de cría, etc... podrían ser perfectamente desarrollados por los Clubs de Raza en colaboración con la Canina Central e incluso con las Caninas Regionales, consiguiendo realizar una serie de trabajos que no estarían al alcance de una sola entidad, ampliando así el rango de actuación de la cinofilia organizada y repercutiendo en el beneficio de todos. Es imprescindible que aumente la profesionalidad y mejore la gestión de muchos clubs, pero también debe aumentar el control y la fiscalidad por parte de la RSCE, para que así la colaboración sea fructífera y efectiva por ambas partes, pero, sobre todo, para que los criadores y aficionados de cada raza en concreto se vean beneficiados y nunca tratados de manera arbitraria.

Los Clubs de Raza tienen también problemas comunes que deben ser capaces de debatir y poner en común y sería importante que la RSCE propiciase estas reuniones con Presidentes o dirigentes de los clubs de raza, de manera regular, para poder conocer la problemática que les atañe.


Caninas Regionales

Las Sociedades Caninas Regionales, o colaboradoras, tal y como la RSCE las denomina, son el enlace directo de la cinofilia con la sociedad civil en los diferentes lugares de nuestro país. La Canina Central debe velar por ellas e intentar que cuenten con medios y herramientas suficientes como para mantener unos estándares de calidad altos en el desarrollo de sus funciones. Debe hacerlo porque así la RSCE será la primera beneficiada, al contar con unos puntos de apoyo repartidos por todo el país que agilicen la gestión de los asuntos corrientes. Pero las Caninas Regionales no pueden ser simplemente oficinas de tramitación y organizadores de una exposición y algunos concursos. Su papel debe ir más allá y han de intentar ser la voz autorizada de la cinofilia en su zona de influencia, de convertirse en el referente local para todo lo relacionado con el perro de raza y para ello, para trabajar más y mejor, necesitan de un apoyo mayor por parte de la RSCE pero, al mismo tiempo, están obligados a hacer las cosas mejor y, en algunos casos, a ser más transparentes en su actuación y gestión a todos los niveles.

Como ocurre con otros estamentos, también las Caninas Regionales deberían tener un órgano de reunión propio en el que debatir sus problemas y poder elegir sus representantes para tratarlos de manera más directa con la RSCE.

Acción Social

Por último, pero no menos importante, en esta enumeración de retos de futuro que, a nuestro parecer, esperan a los próximos gestores de la RSCE, uno de los que presenta un campo de actuación más amplio e inexplorado es el de la acción social, es decir, el de la actividad de la Canina hacia una Sociedad que debe percibir a la RSCE como el máximo exponente y representante del perro de raza en España.

Si queremos que nuestra cultura canina como país aumente y que, por tanto, las generaciones futuras crezcan sabiendo lo que es un perro, lo que es una raza, lo que significa el Perro como hecho antropológico e histórico y contribuir con ello a la formación de personas mejores que querrán, conocerán y respetarán más a los perros, deberíamos ser capaces de llevar el Perro a la escuela, al currículo formativo de nuestros hijos. Desarrollar este programa, tratar con las autoridades públicas interesadas en el asunto e intentar llevarlo a buen puerto debería ser uno de los retos más motivadores para la RSCE en el futuro inmediato.

También debería hacerse hincapié en otro aspecto de la educación: la formación de profesionales relacionados con el mundo canino. No es de recibo que otras entidades con menor antigüedad y prestigio que la RSCE estén ya llevando adelante programas oficialmente reconocidos de Formación Profesional en algunas zonas de España y que la Canina Central no pueda tomar cartas en el asunto. Por tradición, implantación y conocimiento, la Canina debería ser capaz de elaborar unos programas sólidos y adecuados, que garanticen la correcta formación de profesionales del adiestramiento, educación canina, estética, auxiliares de veterinaria, gestión, etc... para poder después desarrollarlos por si misma o concertarlos con las instituciones educativas interesadas, dando su marchamo de calidad como respaldo y obteniendo así un rendimiento económico y, sobre todo, de prestigio social nada desdeñable.

Dentro de la acción social de la RSCE debería englobarse también su política de comunicación. La Canina Central debe aumentar su presencia en los canales informativos más habituales en la actualidad e incorporarse a las nuevas recetas del Marketing 2.0, con una gestión hábil y eficaz de su presencia en redes sociales, de forma que todos los socios, aficionados y usuarios ocasionales sientan que tienen un contacto y una respuesta inmediata a cualquier tipo de duda o necesidad que puedan plantearse. También debería aumentarse la información directa, con una adecuada gestión de contenidos en la web o con la edición de una revista de prestigio, con temas de calidad suficiente que escapan a los cubiertos habitualmente por los medios comerciales.

Finalmente, es de esperar que la RSCE desempeñe una labor de lobby en torno a los intereses de la cinofilia y que esté siempre dispuesta a dar la cara por el perro en cualquier circunstancia, de forma que las Autoridades Públicas la tengan como interlocutor necesario ante cualquier circunstancia que afecte a nuestra actividad. Actualmente, cada vez son mayores las medidas de regulación y control hacia los perros, así como aumenta la legislación relativa a bienestar animal. Es importante que la Canina sea escuchada convenientemente siempre que se vaya a tomar alguna medida a este respecto, lo que implica una acción de comunicación y contacto con todos los agentes sociales y políticos implicados.

Todo lo expuesto anteriormente no deja de ser nuestra visión de los retos a los que se puede enfrentar el nuevo Presidente de la RSCE, aquel que salga elegido por los socios para sustituir al fallecido y recordado Manolo Martín, don Manuel, quien, a pesar de su edad, no dejó de trabajar por la Canina hasta sus últimos días, dejándose por terminar algunos proyectos que le ilusionaban.

Ahora llega el tiempo de ver la categoría moral, humana y social de otros, de aquellos que estén dispuestos a asumir el reto, a calibrar las exigencias y las necesidades a las que se enfrentan, que pueden ser estas que hemos descrito u otras bien distintas, a ponerlas negro sobre blanco, pedir el voto de los socios y tratar después de llevarlas a cabo.

No se trata, sin duda, de una tarea fácil, menos aún en los tiempos que corren, y se enfrentarán a problemas y a críticas pero, al menos por nuestra parte, todo el que venga a trabajar en beneficio del perro, de la Canina y de sus socios, tendrá nuestro apoyo y nuestro respeto.

http://perrosdehoy.com/noticias/los-retos-del-futuro
Jesús Pastor
 
Mensajes: 321
Registrado: 28 Jun 2011, 20:25

Re: CAMBIOS EN LA RSCE

Notapor Jesús Pastor Jr » 26 Oct 2012, 13:08

Este es un tema muy extenso, y si lo queremos tocar a fondo, yo abriría un hilo/tema por cada asunto a tocar.
Avatar de Usuario
Jesús Pastor Jr
 
Mensajes: 79
Registrado: 28 Jun 2011, 20:14

Re: CAMBIOS EN LA RSCE

Notapor Daniel Montero » 27 Oct 2012, 00:26

Por qué razón se puso tan poco tiempo para presentar Candidatura, es cuestión de Estatutos?
Daniel Montero
Daniel Montero
 
Mensajes: 7
Registrado: 16 Oct 2011, 21:16
Ubicación: Vilagarcía de Arousa, Pontevedra, España

Re: CAMBIOS EN LA RSCE

Notapor Almudena » 27 Oct 2012, 12:14

La verdad es que yo opino como Daniel ¿Por qué todo tan precipitado?
Almudena
Almudena
 
Mensajes: 13
Registrado: 13 Jul 2011, 13:41
Ubicación: Cáceres

Re: CAMBIOS EN LA RSCE

Notapor Jesús Pastor Jr » 27 Oct 2012, 18:09

De estas cosas no se nada, pero por lo que dicen por ahí, es cuestión de estatutos.
Avatar de Usuario
Jesús Pastor Jr
 
Mensajes: 79
Registrado: 28 Jun 2011, 20:14

Re: CAMBIOS EN LA RSCE

Notapor Yolanda Camacho » 27 Oct 2012, 20:43

Son muchos los cambios por hacer, Daniel tienes razón, dada la complejidad de los temas a tratar parece bastante precipitado la nueva elección.
Evidentemente sus motivos habrá, ya que todos los que pertenecemos a este mundillo lo único que buscamos es avanzar en bien de la cinofilia.
Yolanda Camacho
 
Mensajes: 13
Registrado: 26 Oct 2012, 14:16
Ubicación: Sevilla

Re: CAMBIOS EN LA RSCE

Notapor Jesús Pastor » 28 Oct 2012, 23:05

Coincido en la sensación de que es poco tiempo, que iría bien poder debatir y considerar las cosas con mas calma, pero los estatutos obligan a convocar elecciones antes de los 30 días.

Lo importante ahora es encontrar un nuevo Presidente que sea capaz de abordar los problemas y retos que nuestra cinofilia tiene planteados para enfocar ese futuro que ya está llamando a nuestras puertas.

Y son muchas las cosas que hay que cambiar.
A llegado la hora de remangarse y ponerse a tarbajar.
Un saludo
Jesús
Jesús Pastor
 
Mensajes: 321
Registrado: 28 Jun 2011, 20:25

Re: CAMBIOS EN LA RSCE

Notapor Daniel Montero » 29 Oct 2012, 11:52

Una de las cosas que yo cambiaría, es que por ejemplo, en un asunto tan importante como este, el cambio de un Presidente, tengan la opción de votar no solo los socios de la RSCE, sino también los socios de las Entidades Colaboradoras, porque esto afecta al conjunto de los Expositores, Criadores, Deportistas, etc.
Daniel Montero
Daniel Montero
 
Mensajes: 7
Registrado: 16 Oct 2011, 21:16
Ubicación: Vilagarcía de Arousa, Pontevedra, España

Re: CAMBIOS EN LA RSCE

Notapor Jesús Pastor » 29 Oct 2012, 20:58

Coincido contigo, Daniel.
Las Sociedades Colaboradoras y los Clubs de Raza debes de ser parte integrante de la RSCE, con voz y voto.
Un abrazo.
Jesús
Jesús Pastor
 
Mensajes: 321
Registrado: 28 Jun 2011, 20:25


Volver a Exposiciones Caninas RSCE

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron